5 razones para estudiar japonés

Llevaba años queriendo estudiar japonés y este año aproveché que tenía algo de tiempo libre para apuntarme a la EOI. Ha sido una gran experiencia y ahora que ha terminado el curso, estoy aún más motivada para comenzar segundo. Vamos a ver algunas ventajas que tiene aprender este idioma.

  1. Tener otro punto de vista.
    Estudiar japonés ayuda a comprender Japón y a su gente. Al aprender el idioma encuentras elementos culturales que ayudan a expresarte de forma correcta con cada persona. Además tienes la oportunidad de descubrir elementos tradicionales de su cultura. Por ejemplo, en clase vimos vídeos de los distintos tipos de teatro y aprendimos sus diferencias, y en varias ocasiones hablamos de los escritores y libros japoneses que nos gustaban.
  2. Entender.
    Japón es el origen del manga y el anime, además de una inmensa cantidad de películas, libros y videojuegos. Llegado a cierto nivel de estudio, podremos acceder a una mayor cantidad de contenido y olvidarnos de subtítulos o doblaje.
  3. Entrenar la memoria y la imaginación.
    La parte que más suele costar a la hora de estudiar japonés es aprender la inmensa cantidad de kanjis. Gracias a ellos terminas desarrollado la memoria, relacionas componentes y buscas objetos o animales parecidos en la vida diaria. Toda ayuda es bienvenida a la hora de relacionar un kanji con su lectura y su significado, y la imaginación es una gran aliada.
  4. Interactuar.
    Una de las cosas que más me han gustado de pasar este año yendo a clases de japonés es la cantidad de gente que he podido conocer que tiene intereses parecidos a los míos. Hemos formado un buen grupo y a menudo estudiábamos juntos antes de clase. Y ahora en verano, seguimos quedando para salir a tomar algo ;D
  5. Mejorar el currículum.
    Por extraño que parezca, incluso este idioma puede sernos útil en nuestro propio país. Más de una filial de telecomunicaciones en España tiene contratado a  algún ingeniero que hable japonés para poder comunicarse más rápido con las oficinas centrales en Japón. Con un poco de suerte, un idioma que aprendes por gusto puede marcar la diferencia a la hora de encontrar trabajo.

Estudiar japonés no sólo es interesante, también es útil. Aprender un idioma es un largo viaje, por eso es necesario encontrar razones que nos hagan motivarnos y avanzar.

Fotografía de Telstar

La fórmula preferida del profesor – Ogawa Yoko

laformulapreferidaprofesor
ISBN: 978-84-96601-37-6
Editorial: Funambulista
Páginas: 308

Auténtico fenómeno social en Japón (un millón de ejemplares vendidos en dos meses, y otro millón en formato de bolsillo, película, cómic y CD) que ha desatado un inusitado interés por las matemáticas, esta novela de Yoko Ogawa la catapultó definitivamente a la fama internacional en 2004. En ella se nos cuenta delicadamente la historia de una madre soltera que entra a trabajar como asistenta en casa de un viejo y huraño profesor de matemáticas que perdió en un accidente de coche la memoria (mejor dicho, la autonomía de su memoria, que sólo le dura 80 minutos). Apasionado por los números, el profesor se irá encariñando con la asistenta y su hijo de 10 años, al que bautiza «Root» («Raíz Cuadrada» en inglés) y con quien comparte la pasión por el béisbol, hasta que se fragua entre ellos una verdadera historia de amor, amistad y transmisión del saber, no sólo matemático…

Ogawa Yoko pulicó La fórmula preferida del profesor(Hakase no Aishita Sushiki) en 2003, y en poco tiempo se convirtió en su novela más popular y recibió premios como el Yomiuri y el Premio de las Librerías Japonesas. Gracias a este libro también ha recibido un premio de la Sociedad Nacional de Matemáticas por mostrar su belleza e incluirlas con gran cariño y acierto en su argumento.

La fórmula preferida del profesor es una novela que narra la historia de una madre soltera que trabaja como asistenta del hogar para una agencia. Al comenzar a trabajar en una casa de la que han despedido a un gran número de asistentas, conoce a un anciano con un grave problema de memoria. El hombre, para superar la inseguridad que le produce el olvido, recurre a los números que ocuparon sus años como profesor. Cuando el matemático descubre que la mujer tiene un hijo pequeño, le pide que lo lleve a su casa, donde lo apoda “Root”, ya que la parte superior de su cabeza es plana como una raíz cuadrada.

 “- Tú eres «Root». La raíz cuadrada es un signo realmente generoso que puede dar refugio dentro de sí a cualquier número sin decir nunca que no a ninguno.” 

Y es el niño quien desempeña el papel más importante en la historia, ya que une a su madre con el anciano profesor, permitiendo que ella lo conozca mejor. Entre deberes y béisbol, el niño y el anciano crean una relación profunda de respeto y amistad.

summerback

Es una historia bonita, sencilla y cálida que desprende familiaridad en cada página. El amor del profesor por las matemáticas se contagia a la madre y al niño, que se esfuerzan por descubrir los secretos que esconden los problemas numéricos del anciano. Al mismo tiempo, la novela refleja el drama de un hombre que se despierta cada día sin recuerdos y debe enfrentarse a unos simples trozos de papel que explican lo más relevante de su día a día.

“Lo anonadaba el hecho de saber que su yo del día anterior había caído en el abismo del tiempo, del que no podría recuperarse nunca más.” 

Hay que tener presente que aunque en la novela aparecen curiosidades sobre la teoría de números, el protagonismo recae en las relaciones personales, y las matemáticas son simplemente el instrumento con el que se producen. La fórmula preferida del profesor es, sobre todo, una historia de superación personal, escrita de forma sencilla y elegante. Las números no deberían impedir a nadie acercarse a este libro, incluso diría que es una buena historia para iniciarse en la literatura japonesa.

Concierto de the GazettE en París

He vuelto a ver a the GazettE en directo. El jueves viajé hasta Francia, donde pasé un frío horrible para disfrutar de nuevo en directo de la banda de rock japonesa que llevo escuchando desde hace once años.

Meses de preparación, nervios y ansiedad. Cuando llegó el 3 de junio todo quedó olvidado. Con el concierto desapareció todo lo que había costado llegar hasta allí. Solamente quedaba disfrutarlo.

El concierto tuvo lugar en la sala Le Zenith, en el distrito IX de París. Era viernes y estaba nublado. Me levanté a las 7 y tras recoger a Momo y a Nikko en la parada de metro, fuimos a esperar al recinto. Era temprano pero ya había gente formando la fila. La espera fue larga, con lluvia a ratos y un viento helado, un café horrible y mucha desorganización pero mereció la pena sin ninguna duda. Además, conocí a varios Sixth Guns españoles que viven en cuidades cercanas a la mía.

Le Zenith
Imagen de Sylvain Bourdos

La sala es de las mejores en las que he estado si hablamos de conciertos de grupos de rock japoneses: foso, gradas y un espacio separado bastante grande donde comprar los goods o una rica Orangina.

El concierto fue perfecto aunque, como siempre que actúan fuera de Japón, demasiado corto. El setlist tenía mucha fuerza y no había tantas canciones del último álbum como esperaba. Ruki no dejó de bailar en ningún momento, y todos los miembros estaban felices cuando terminó. El único que no parecía tan animado como en otras ocasiones era Aoi, quien después explicó que está lesionado y sentía dolor. E incluso él bailó hacia el final. No esperaba que Reita hablase y me alegró que agradeciera las felicitaciones por su cumpleaños.

  1. NIHIL
  2. DOGMA
  3. RAGE
  4. VORTEX
  5. VENOMOUS SPIDER’S WEB
  6. FADELESS
  7. BIZARRE
  8. DRIPPING INSANITY
  9. OMINOUS
  10. THE SUICIDE CIRCUS
  11. DERANGEMENT
  12. UGLY
  13. UNDYING
  14. Filth in the Beauty
  15. Enc. Hyena
  16. Enc. COCKROACH
  17. Enc. TOMORROW NEVER DIES

Cuando terminó el concierto Ruki nos sacó esta foto (soy alguna de esas cabezas con los brazos en alto que andan por el centro):

the GazettE en París

Al terminar estaba completamente agotada pero sin poder dejar de sonreír. Y dos días después, siento que he encontrado algo muy importante que había perdido sin motivo aparente (y no es el dolor de cuello). Me alegro de que no se haya acabado.

Sixth Gun

Estudiando japonés

Una de las razones para crear el blog fue publicar mis progresos al estudiar japonés. Me parece una buena forma de motivarme para ser constante y no dejarlo de lado.

Normalmente la gente aprende un idioma por necesidad. En cambio, la mayoría de personas que estudian japonés lo hacen porque les gusta el país. No es un idioma que se estudie por obligación aunque es complicado, y por eso muchas veces lo dejamos de lado cuando encontramos algún bache.

Al menos cuento dos ocasiones anteriores en las que intenté aprender el idioma por mi cuenta y acabé dejándolo por algún motivo. Ésa es la razón de que me apuntase a la Escuela de idiomas este curso. Por ahora llevo 6 meses y no hay duda de que apuntarme ha sido la mejor decisión que he podido tomar. Me cuesta seguir el ritmo por falta de tiempo y por eso estoy dejando un poco de lado otras tareas, pero me gusta tanto que no me importa. El caso es que en un par de meses se terminan las clases y no querría olvidar en verano lo que he aprendido durante todo el curso. Eso es lo que me ha llevado a pensar que nada mejor que una buena dosis de vergüenza pública cuando no estudie para presionarme a hacerlo.

En la EOI donde estudio usamos el Minna no nihongo y una serie de libros japoneses de kanjis de primaria. Hasta este momento llevamos 165 kanjis estudiados.

9784883196036

No pude presentarme a los éxamenes finales del segundo trimestre que hace mi profesora (no cuentan para nota, solamente son para saber cómo lo llevamos), pero pensaba que con el puente de Semana Santa tendría tiempo suficiente para ponerme al día con el estudio. No había contado con las distracciones de la familia… Aun así, he aprendido los kanjis de esta semana (新 親 図 数 西 声 星 晴 切 雪 船 線), lo que hace un total de 177 estudiados, y he terminado los ejercicios del siguiente tema que nos toca empezar.

Si pienso en lo que queda para terminar el curso, el tercer trimestre parece demasiado corto. Tengo ganas de terminarlo y pasar unos meses más relajados, sin olvidarme de repasar, claro.

Todo lo que deberíais saber sobre mí

Un encabezado bastante misterioso, que más bien parece el título de un thriller o de alguna película romántica. Por qué siempre será tan complicado responder a la pregunta ¿quién soy?

Podría empezar diciendo que soy una mujer. Que soy programadora. Que no soy muy buena escribiendo. Pero soy muy tenaz. También soy (casi) ingeniera de telecomunicaciones. Soy todas estas cosas y otras muchas que ni yo misma sé, aunque lo verdaderamente importante aquí es aquello que me relaciona con Japón y su cultura.

No recuerdo cuándo comenzó. De pequeña no era consciente del origen de aquellos dibujos animados con nombres españolizados que veía a diario en televisión. Y al crecer fui descubriendo todas las maravillas que ese país lejano ofrecía y no han dejado de atraerme: manga, música, doramas y más tarde literatura e historia japonesas. Todavía no he podido viajar allí pero todo se andará…

16230410975_e46f107163_z
Imagen de Moyan Brenn

Hacía tiempo que necesitaba un lugar en el que poder compartir mis progresos estudiando japonés y escribir sobre libros, películas, anime y noticias relacionadas con este país. Un rincón personal, sin grandes complicaciones, en el que publicar sea algo divertido más que una obligación.

¿Os gusta Japón? Espero que me acompañéis en este viaje.