¡Japonés aprobado!

La semana pasada tuve el examen de recuperación de gramática y kanji de la EOI. En junio aprobé el resto de partes así que era la única que tenía que recuperar.

Empecé a estudiar a principios de agosto y dediqué mucho tiempo a aprender kanji. Desde que comencé he pensado que eran demasiados caracteres para aprenderlos en un mes y que el vocabulario que nos dio la profesora no es el adecuado. De hecho, aunque pasé tantas horas intentando memorizarlos, a día de hoy todavía hay muchos que me cuesta reconocer. Eso hizo que cada vez viera más complicado aprobar el examen. Por suerte, la última semana la profesora comentó a una compañera que entraría menos vocabulario y pude relajarme un poco.

Al final resultó bastante asequible. Cayeron ejercicios de kanji y comprensión lectora, pasiva, ように e imperativo, nada que no esperásemos. Estaba tranquila con el resultado y hoy se ha confirmado que paso a tercero. Las clases empiezan la próxima semana y la verdad es que me apetece volver a la rutina.

Me gustaría decir que el nuevo curso tendré más tiempo pero necesitaré darle bastante prioridad al máster (tanto que ya estoy empezando a leer sobre econometría y microeconomía). Lo que sí quiero es ir a clase y dedicar unas horas fijas al estudio para que no pase como este año.

Poco a poco me estoy convirtiendo en la reina de la organización…

Fotografía de MIKI Yoshihito

Post de la vergüenza 002

Nueva mini entrada para poner al día lo aprendido:

  • La semana pasada estudié el vocabulario de dos temas más, de los que recordaba menos palabras que la semana anterior.
  • A mi cerebro llegaron 30 nuevos kanji, y tengo que hacer recuento de cuántos me quedan.
  • No he repasado nada de gramática porque es la parte que menos me preocupa del examen.

Me siento demasiado relajada para todo lo que me queda por estudiar. Por una parte, los kanji son solamente un ejercicio del examen pero quiero aprenderlos bien para estar bien preparada de cara al próximo curso. Por otra, la gramática es mucho más fácil y tengo tiempo de sobra para repasarla entre esta semana y la próxima (que es la última). Puede que el calor y la humedad también influyan en mi falta de preocupación, aun así estos días me estoy esforzando más y espero memorizar más de 50 caracteres nuevos.

頑張りましょう!

Post de la vergüenza 001

Como avisé, traigo la primera mini entrada con el resumen de mis progresos en japonés durante la semana pasada:

  • He estudiado el vocabulario de dos temas, o más bien repasado porque recordaba sin problema la mayoría de las palabras.
  • Aprendí 24 kanji nuevos. No es gran cosa teniendo en cuenta que debo memorizar casi 300.
  • He repasado la gramática de cuatro temas de un total de 17 que entran en el examen.

No es gran cosa, pero he sido constante a pesar de tener muchos compromisos sociales. Esta semana va a ser igual de complicada porque estamos de feria y hay visitas de amigos y familiares. Intentaré aprovechar que mañana es fiesta y no trabajo para ponerme un poco al día.

頑張りましょう!

Resultados y verano

Como en la última entrada hablé de los exámenes a los que me he presentado, hoy toca escribir un poquito sobre los resultados. Me he tomado un mes que podría considerarse de vacaciones (de estudiar, no del trabajo), aunque en realidad lo he dedicado a hacer papeleo para preparar el próximo curso.

A finales de mayo, tuve las pruebas de japonés. No tenía demasiadas esperanzas porque no había estudiado de forma regular durante el curso y decidí presentarme en el último momento. Fueron cuatro partes, repartidas en dos días: gramática y kanji, redacción, audición y oral. De esas cuatro conseguí tres aptas y me ha quedado la gramática y los kanji, que evidentemente no me había dado tiempo a memorizar.

Respecto al PFC, lo entregué el 7 de junio y me llamaron para presentarlo a principios de julio. Preparé la presentación, resumí lo que quería decir y lo repetí hasta el aburrimiento. El resultado fue un sobresaliente y un premio mayor, que es terminar la titulación.

Desde entonces he estado realizando trámites para dedicar el próximo curso a aprender cosas que me interesan. Me he matriculado en un máster de economía en la UNED, que pienso que será muy útil para dirigir mi carrera profesional hacia donde considero que debe ir. Es un pasito más en mi camino de hierba.

Y tras el parón de julio, toca dedicar agosto a estudiar japonés. Por ahora lo voy alternando con una de las asignaturas del máster porque no puedo dedicar mucho tiempo seguido a kanji sin saturarme. Aunque llegará el momento en que tenga que dedicar todo el tiempo disponible para llegar a septiembre con los casi 300 kanji aprendidos.

Espero no haberme dormido en los laureles, la verdad. Estoy pensando seriamente volver a las entradas semanales para organizar lo que progreso estudiando. Los voy a titular Los posts de la vergüenza, por las bajas expectativas que tengo de avanzar con este calor insoportable.

Veremos si se cumplen…

Fotografía de Nick Olejniczak

Actualización: exámenes

Puedo decir y diré que mayo ha sido un mes muy estresante. No he dejado de estudiar un momento y los días han pasado volando. Y, aunque no era el plan inicial, a estas alturas he terminado los exámenes (sin contar la exposición del PFC).

Mi intención era presentarme al First, entregar el proyecto y examinarme de la fase específica de selectividad. Pero a última hora los planes cambiaron y, en lugar de matricularme en selectividad, realicé los exámenes de japonés de la EOI.

En cuanto al FCE, salí contenta del examen. La parte escrita me resultó sencilla, aunque el listening era bastante lioso, y en el speaking me tocó un examinador muy simpático. Además, mi compañero de speaking me lo puso fácil e hicimos una buena conversación. Los resultados de este examen se publicaron este lunes. No sólo he aprobado, sino que me he quedado únicamente a cuatro puntitos de la mención de honor.

La última semana de mayo tuve los exámenes de japonés. No tenía pensado hacerlos, pero como los planes de selectividad se habían torcido, decidí intentarlo. Las notas salen el próximo jueves y estaré satisfecha con lo que haya podido quitarme de cara a septiembre. Tengo claro que no voy a aprobarlo todo habiendo decidido presentarme de forma tan precipitada.

Por último, queda hablar del proyecto de fin de carrera. Diría que es lo que más tiempo me mantuvo ocupada durante el mes pasado. Probar el circuito, escribir la memoria y corregirla me llevó más tiempo del que esperaba. Por suerte, apenas tardaron un día en encuadernarla y pude entregarla el miércoles pasado. Ahora solamente queda preparar la exposición y esperar a que me llamen a leer.

¡Queda poquito para acabar! 頑張ります!

Fotografía de t-mizo